Plazas de Vera

Desde la creación de la nueva ciudad tras el terremoto de 1518, Vera ha ido creciendo en torno a vistosas plazas y zonas ajardinadas a lo largo de su historia que han sido espacio de recreo y relación para sus vecinos. A través de esta ruta conoceremos las principales plazas de la ciudad, comenzando nuestro recorrido en el casco antiguo, en la Plaza Mayor, que tras varias reformas conserva actualmente el aspecto que tuvo la plaza en el siglo XIX. Centralizada por una pintoresca fuente romántica de hierro fundido y arropada por bellas jardineras y enormes y centenarios ficus, alberga la Iglesia de Ntra. Sra. de la Encarnación (s. XVI) y el Ayuntamiento (finales del s. XIX), edificios que ensalzan aun más la majestuosidad de esta plaza.

Continuamos nuestro camino hasta la Plaza de La Verja, situada junto la antigua iglesia del Convento de la Victoria, actual Auditorio Municipal. Esta plaza formó parte del convento regentado por los Mínimos desde principios del siglo XVII hasta la primera mitad del siglo XIX, ubicándose en este espacio el claustro y demás dependencias de los frailes, así como, su cuidada huerta y cementerio.
Descendiendo hasta la calle del Mar, por donde discurría una de las murallas que cercaban y protegían la ciudad hasta el siglo XVIII, no podemos dejar de mirar hacia atrás y, contemplar la bella estampa que nos ofrece el contraste del verde de palmeras y plantas con la particular torre de cinco picos del campanario de la iglesia-fortaleza. Desde aquí nos desplazaremos hasta la Plaza de los Cuatro Caños, pasando por la popular Plaza Tomás de Haro (abogado veratense que construyó la Plaza de Toros inaugurada el 25 de septiembre de 1879). Ubicada en el recinto del antiguo lavadero municipal, en ella aun se recuerdan los encuentros de las mujeres del pueblo, sus charlas y cantares mientras lavaban sus ropas, con el agua proveniente de la Fuente de los Cuatro Caños. Su entorno fue el enclave donde tenía lugar el Mercado de Ganado que dio origen al actual y concurrido mercado de las mañanas de los sábados.

A continuación, atravesaremos la plaza situada frente a la Ermita de la Virgen de las Angustias, Patrona de Vera y, subiremos por la Plaza de Pinar, donde se encuentra situado uno de los caños de los que se abastecía la ciudad en los siglos XIX-XX, el 'Caño Pinar', apellido del conocido vecino veratense que a pesar de sus ideales políticos supo preservar la joya más preciada de la ciudad, salvando la cara y manos de la imagen de Ntra. Sra. Virgen de las Angustias durante la Guerra Civil; para poner fin a nuestra visita por las principales plazas de Vera, en la Plaza del Mercado, en cuya fuente podremos ver una escultura del dios romano Mercurio, en homenaje al comercio, ya que se encuentra localizada en el entramado de calles tradicionalmente de negocios.

Galería

 
GOOGLE FACEBOOK YOUTUBE NEWSLETTER BLOGS