ICONO

Vera posee un litoral privilegiado en la Costa del Levante Almeriense. Amparadas por recónditas calas recortadas en las Sierras Almagrera y Cabrera, se encuentran las extensas playas veratenses de arena fina, arropadas por una línea de flora única, envidia de toda la región.


Con una franja marítima de 5 kilómetros, su carácter excepcional por el cuidado y limpieza con que se mantienen, y por sus aguas cristalinas del Mar Mediterráneo, ha llevado a conseguir que luzcan numerosos distintivos otorgados a las playas de máxima calidad.

Son lugares de gran importancia para el recreo, expansión y ocio y, por tanto, motivo de atención preferente por parte de la Corporación Municipal que asume la responsabilidad de cuidar y garantizar la seguridad, la limpieza, así como, el buen funcionamiento y el correcto mantenimiento de los servicios que se prestan en las mismas.

El Ayuntamiento de Vera, durante los meses de verano, equipa y dota a las playas de servicios para que puedan utilizarse como espacio de baño que cumpla todas las garantías posibles en términos de seguridad, salvamento, asistencia sanitaria y cuestiones ambientales.

Temporada de playas: Del 15 de junio al 15 de septiembre
           
Servicio de Salvamento y Socorrismo: Fuera de la temporada de baño y de el horario establecido no hay Servicio de Salvamento y Socorrismo, por lo cual cada uno de los usuarios de la playas son responsables de sus acciones.

  1. La playa es un gran espacio de convivencia. Cuídalo y compártelo.
  2. No ensucies, deposita la basura en las papeleras destinadas para ello y sé selectivo: pon cada residuo en su contenedor:
  3. Si fumas, no tires la ceniza ni las colillas a la arena.
  4. Que el agua esté limpia también depende de ti.
  5. En las playas de Vera hay sitio para todo y para todo el mundo. Busca el que resulte más apropiado para lo que te apetezca hacer.
  6. Si quieres escuchar música, hazlo con auriculares. No alteres con ruidos la calma del medio.
  7. Si quieres jugar, ve a los espacios preparados para que puedas practicar los deportes propios de la playa.
  8. Respeta los lugares señalizados para la entrada y la salida de embarcaciones.
  9. Si tratas con cuidado los aseos, las duchas y lavapiés, siempre los encontrarás a punto.
  10. Si usas las duchas de la playa, MODERA EL CONSUMO DE AGUA, no la derroches, creemos que es un lujo superfluo e innecesario. Los ahorros modestos son muy valiosos.
  11. Respeta la flora y la fauna existente en la arena.
  12. Por higiene y respeto a los demás turistas, no acedas a la playa con animales domésticos.
  13. La playa es de todos, colabora con su conservación. Difunde las buenas prácticas ambientales.

Toda la costa presenta servicio de vigilancia de playas y rescate acuático, servicio sanitario, patrulla policial y, señalizaciones de servicios, prohibiciones y de peligro. Balizamiento; servicio de limpieza de arena seca y húmeda, así como, su cribaje; papeleras selectivas.

Así mismo, la costa de Vera cuenta con un Centro Médico ubicado en la playa de Puerto Rey.
 
Playas accesibles dotadas de módulos de servicios con wc, duchas y lavapiés integrados (con aseos de señora y caballero en la mayoría de los casos adaptados a personas con diversidad funcional y a pie de playa; equipamiento para baño accesible como muletas, sillas anfibias y flexipasarelas; así como, áreas acondicionadas para la diversión de los niños  

Tienes la posibilidad de utilizar transporte público que comunica la Costa de Vera y el Casco Urbano durante todo el año, incrementándo su frecuencia en época estival.

• El mejor baño es el baño seguro
• Haz lo que te indiquen en cada momento las banderas de señalización.
• Si haces caso de los consejos de los socorristas, disfrutarás de un buen día de playa.
• Nada siempre paralelamente al rompiente de las olas y no te alejes de la playa.
• Si no sabes nadar o no te sientes suficientemente preparado para hacerlo, báñate siempre cerca de un socorrista, avísale antes de entrar en el agua y procura que el agua no te sobrepase la cintura.
• No traspases nunca la zona señalizada con boyas ni nades cerca de los espigones • No está permitido caminar por los espigones, pescar desde ellos o subirse para saltar al agua.
• Si tienes cualquier problema, avisa al socorrista o a la persona que tengas más cerca levantando la mano y pidiendo auxilio verbalmente. Intenta mantenerte tranquilo mientras esperas a que llegue la ayuda. Si tienes al alcance un elemento flotante, utilízalo y no lo abandones.
• A la hora de bañarse, hay que tener muy en cuenta las corrientes. Si hay, el color de la bandera te lo indicará. Evita acercarte a los espigones y sigue los consejos de los socorristas. Si te encuentras atrapado en medio de una corriente, no nades nunca en contra, mantente flotando y pide ayuda.
• No hagas ver que tienes problemas si no es cierto. Piensa que cuando se pide ayuda se activa un servicio de emergencia y, con tu acción, impides que esté al alcance de quien realmente lo pueda necesitar.
• Si detectas la presencia de medusas toma precauciones, no te bañes cerca de ellas y no intentes tocarlas ni sacarlas del agua. De hecho, lo mejor es no bañarse. Evita que los niños jueguen con las medusas y, en caso de picadura, pide ayuda al socorrista.
• La pesca no está permitida entre las 9 y las 22h, ambas inclusive y durante la temporada de baño y en las zonas de baño, así como, en el periodo comprendido entre el 1 de mayo y el 15 de octubre, para evitar daños al resto de usuarios producidos por los aparejos utilizados en la misma.
• En la playa es mejor no consumir alcohol porque reduce los reflejos. Si se toma, lo más conveniente es no bañarse o, cuando menos, refrescarse en las duchas antes de entrar en el agua.
• No entres al agua si: has comido y no ha pasado el tiempo de la digestión, has hecho ejercicio y estás fatigado o has estado al sol y el agua está fría
• Sol:
-  No abuses de los baños de sol y siempre utiliza CREMAS DE PROTECCIóN.
- Los rayos solares pueden provocar LESIONES en la piel y en los ojos, además de INSOLACIONES.
- Los primeros días evita las exposiciones PROLONGADAS.
- Extrema las precauciones con los NIñOS.
- Protege los OJOS de la acción directa del sol.

Las medusas son animales marinos que viven en aguas abiertas. Nadan muy lentamente y en primavera y verano son arrastradas hacia las costas por las corrientes.
Si se tocan las medusas, aunque estén muertas inyectan una sustancia en la piel que produce escozor. El contacto con los tentáculos o con sus porciones, tanto en el agua como en la arena también, puede causar lesiones.

A tener en cuenta:
• Evitar las zonas donde rompen las olas, porque es el lugar donde se acumulan los restos de medusas.
• No bañarse si hay medusas o si así lo recomiendan los servicios de vigilancia de la playa (señalización mediante bandera).
• Las medusas no tienen que tocarse nunca, ni sacarlas del agua, aunque estén muertas.
• La sensación de la picadura de una medusa es muy similar a la de una quemadura, y se inicia una erupción en la piel que puede reaparecer varias veces.
• El contacto con los tentáculos de una medusa puede causar lesiones tanto locales como generales: erupciones cutáneas, enrojecimiento, hinchazón, picor y dolor intenso.
• Las cremas solares, los bañadores y todo cuanto recubra la piel protege del contacto con las medusas.
• Las personas con antecedentes de alergias, que sufren asma o enfermedades cardiovasculares, las que ya han sufrido una picadura de medusa y los niños y niñas son más sensibles a la toxina de estos animales.

¿Qué se debe hacer cuando se produce una picadura?
• Salir del agua.
• No rascarse ni frotar la zona afectada ni con las manos ni con toallas o arena.
• Retirar de la piel (con pinzas o guantes) los restos de tentáculos, si son visibles.
• Lavar la herida con agua salada. Nunca se tiene que utilizar agua dulce, ya que activa las células y aumenta la cantidad de toxina inyectada por la medusa.
• No apliques amoniaco, vinagre u orines.
• Los niños, personas mayores o aquellas con alergias que resulten afectados, pueden necesitar una atención especial.
• Llenar una bolsa de plástico con hielo y aplicarla lo antes posible, durante unos 15 minutos, sobre la zona afectada (nunca hay que poner el hielo directamente sobre la piel). Si el escozor no se detiene, se puede aplicar frío 5 minutos más.
• Para evitar la infección de la herida, se aconseja la aplicación de un antiséptico (alcohol yodado) 2-3 veces al día durante dos o tres días.
• Hay que tener presente que, normalmente, queda una herida abierta y que ésta se puede infectar. Por tanto, es necesario proteger la herida con pomadas antihistamínicas hasta que la herida cicatrice.
• Estas medidas se tienen que tomar lo antes posible. Si las molestias continúan o generan temblores, náuseas, mareos o dolor intenso, se debe acudir a un centro sanitario, e informa, si es posible, del tipo de medusa que produjo la picadura.


En cualquier caso, si la playa cuenta con servicio de socorrismo, lo mejor es acudir a él inmediatamente

Las Marinas-Bolaga

IMAGEN PLAYA LAS MARINAS

Puerto Rey

IMAGEN PLAYA PUERTO REY

El Playazo

IMAGEN PLAYA EL PLAYAZO

Cala Marqués

IMAGEN PLAYA CALA MARQUES

de interés...

LOGO LOGO LOGO LOGO LOGO LOGO LOGO LOGO LOGO LOGO LOGO