Vera para todos (ruta accesible)

Iniciamos nuestro recorrido en la Plaza de Toros más antigua de la provincia de Almería. Reinaugurada el 25 de septiembre de 1997, tras varios años de ausencia de festejos taurinos, es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad. Rodeada de jardines, con unas vistas magnificas de la costa, acoge en su interior un Museo con el que conocer la historia y la afición de la fiesta taurina en la ciudad.

Posteriormente, nos desplazaremos hasta la Avda. de la Palmera donde se encuentra nuestra próxima parada, el Recinto Ferial 'El Palmeral', verdadero oasis donde gozaremos de una belleza inigualable y una extraordinaria tranquilidad. Este lugar fue emplazamiento de un poblado, yacimiento arqueológico, pertenece a la cultura de Los Millares recreándose in situ un museo de lugar con la recreación de una Cabaña Eneolítica, de la Edad del Cobre.
Así mismo, podremos disfrutar de un agradable paseo por el parque periurbano de la Rambla del Algarrobo, donde encontraremos un museo al aire libre de escultura en mármol, único en la comarca, un lago artificial y una amplia gama de especies de la flora autóctona. Si nos encontramos un poco cansados, podremos recuperar fuerzas con un picnic en su confortable merendero.
 
A continuación, nos dirigiremos al Paseo Miguel de Cervantes que nos llevará hasta la Fuente de Los Cuatro Caños o Fuente Chica, galería construida por los árabes asentados en la ciudad que existió en el Cerro del Espíritu Santo y, la Plaza de mismo nombre, antigua balsa donde se almacenaba el agua sobrante para el riego. Este complejo hidráulico se ha convertido en Museo del Agua.

Atravesaremos las calles Fuente y Angustias, descendiendo por la Calle Mayor, arteria principal de la ciudad, hasta la Plaza Mayor donde se encuentran, la Iglesia-fortaleza de Ntra. Sra. de la Encarnación, a la que accederemos por la puerta sita en la calle Aurora, lo que nos permitirá tener una espectacular imagen de la grandiosidad del templo y, en especial de su Retablo Mayor, uno de los máximos exponentes del barroco en la provincia. Y el Museo Histórico Municipal con una representación de los oficios de antaño, así como, de los enseres empleados en el ambiente agropastoril.   

Próximo se encuentra el Convento de la Victoria, de San Francisco de Paula o también conocido como de los Padres Mínimos, actual Auditorio Municipal, que alberga como Museo Conventual una exposición permanente sobre la historia y forma de vida de los monjes de la orden italiana que lo habitaron durante dos siglos, así como, otras exposiciones itinerantes de diversa índole.

Para finalizar el recorrido, nos desplazaremos a lo largo  de la Calle Mayor hasta La Glorieta a la que accederemos por las calles San Sebastián o la Plata, muestra de la ampliación burguesa de la ciudad motivada por el desarrollo económico experimentado durante el siglo XIX, donde disfrutaremos de una sensacional panorámica del enclave musulmán del Cerro del Espíritu Santo y de la costa.   

 
GOOGLE FACEBOOK YOUTUBE NEWSLETTER BLOGS