La crucifixión de Cristo analizada por un forense criminalista • La Congregación de los Padres Mínimos hizo posible que la imagen del Santísimo Cristo de la Misericordia forme parte del patrimonio artístico y religioso de Vera

La Hermandad de San Juan, de Vera, abre su ciclo de conferencias en conmemoración del IV Centenario de la Misericordia



01/02/2016

El pasado viernes se iniciaba el ciclo de conferencias organizadas por la Hermandad de San Juan, con ‘Concordancias científicas entre la Síndone de Turín y el Sudario de Oviedo’ dictada por el científico Alfonso Sánchez Hermosilla en el Convento de la Victoria de Vera. Forense en el Instituto de Medicina Legal de Cartagena y director del equipo de investigación del Centro Español de Sindonología, Sánchez Hermosilla lleva cerca de 30 años efectuando el mayor estudio criminalístico de las manchas de sangre encontradas en el Santo Sudario de Oviedo.

El Centro Español de Sindonología agrupa a los investigadores españoles que de forma altruista trabajan para desvelar los misterios de la muerte de Jesucristo y ampliar los conocimientos sobre la figura histórica de Jesús.  Cuánto tiempo estuvo Jesús en la cruz y los mecanismos que le produjeron las heridas son algunas de las cuestiones sobre las que investiga Alfonso Sánchez al frente de un equipo internacional de trabajo que cuenta con más de 30 personas.

Comentaba el experto Alfonso Sánchez Hermosilla “las dificultades que encontramos en nuestra investigación porque el tejido ha pasado por muchísimas vicisitudes que sin lugar a dudas han contribuido a la contaminación del Sudario, también le sucede lo mismo a la Sábana de Turín; han sido muchas las personas que, por ejemplo, han besado el Sudario y en ocasiones nos hemos encontrado con manchas que no tenían sentido, luego, tras muchos análisis llegamos a la conclusión de que se trata de carmín de labios”.

Sí asegura el profesor Sánchez Hermosilla, que la información que arrojan los dos lienzos: la Sábana Santa de Turín y el Sudario de Oviedo muestran inequívocamente que “hablamos de un crucificado que murió por asfixia de una manera muy lenta y dolorosa, y que tiene una serie de lesiones anatómicas que coinciden perfectamente con lo que narran los Evangelios. Hay signos inequívocos de una coronación de espinas, de maltratos, de flagelación, y una herida penetrante en tórax exactamente igual que la que nos narra San Juan, el único apóstol al pie de la cruz”. En el transcurso de su extensa y prolija narración, Alfonso Sánchez Hermosilla desveló que, en el Sudario, además de sangre, se ha encontrado saliva y mucosidad procedente de las vías respiratorias, restos perfectamente esperables de una persona que ha muerto por asfixia.

Diego Núñez Soler, Hermano Mayor de la Real y Venerable Hermandad de San Juan Evangelista y Cristo de la Misericordia, y la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Vera, Isabel de Haro, agradecieron la conferencia dictada por Alfonso Sánchez Hermosilla, sin lugar a dudas, especialmente interesante y emotiva

 

 


Imagenes


El Convento de la Victoria se llenó de asistentes
 

El conferenciante, Alfonso Sánchez, y Diego Núñez
 
  
 
GOOGLE FACEBOOK YOUTUBE NEWSLETTER BLOGS