La Junta responde a Veraplayazul que los vertidos no suponen riesgo para la salud o para el Medio Ambiente



09/10/2015

ALMERÍA.- La Delegación territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, quiere, con motivo del comunicado realizado por la Asociación Veraplayazul, a raíz del informe que la propia Delegación les ha remitido, relativo a los controles que de forma continuada realiza la Administración sobre los vertidos autorizados en la zona del Levante Almeriense:

 En primer lugar, tranquilizar a la población, ya que los vertidos no suponen riesgo ni para la salud, ni para el Medio Ambiente, ni afectan a la calidad de las aguas de baño y reiterar que la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del territorio realiza de forma periódica y frecuente inspecciones medioambientales para comprobar si las distintas instalaciones industriales y de depuración de aguas residuales cumplen los condicionantes recogidos en las autorizaciones de vertidos, así como los requisitos exigidos por la legislación comunitaria, estatal y andaluza.

El Real Decreto 670/2013, de 6 de septiembre, por el que se modifica el Reglamento del Dominio Público Hidráulico aprobado por el Real Decreto 849/1986, de 11 de abril, en materia de registro de aguas y criterios de valoración de daños al dominio público hidráulico, establece que el daño ocasionado al DPH depende de la peligrosidad del vertido, del volumen y del coste del tratamiento del vertido para evitar la contaminación.

En todo momento la Administración ha cumplido la normativa que establece que en caso de superación leve de los niveles autorizados se realicen requerimientos de adopción de medidas correctoras.

El programa de controles se desarrolla en el marco de la Ley (9/2010) de Aguas de Andalucía donde se establecen los Planes de Inspecciones en vertidos, como fórmula idónea para prevenir los posibles impactos negativos y garantizar el cumplimiento de los condicionados ambientales, aplicables a las diferentes actuaciones con incidencia en el medio natural.

Según recoge esta normativa, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio es la administración competente encargada de realizar los controles en función de la adecuación de las instalaciones de tratamiento de los vertidos, los incumplimientos detectados con anterioridad, así como de la población atendida o del volumen que vierte la industria. También se tendrá en cuanta la peligrosidad del vertido industrial, la existencia en núcleos urbanos de un número importante de industrias o de fábricas altamente contaminantes por la toxicidad potencial de sus vertidos o por el volumen de los mismos o por la presencia de espacios naturales protegidos y de  especies en peligro.

El delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Antonio Martínez, ha reiterado el mensaje de tranquilidad a todos los ciudadanos y ciudadanas de los municipios del Levante Almeriense en el sentido de que “pueden estar totalmente tranquilos con respecto al Medio Ambiente y por supuesto, a la salud” y  ha incidido en que la Administración vigila por el cumplimiento de la normativa en todo momento”.


Imagenes


Antonio Martínez, delegado de Medio Ambiente
 
 
 
GOOGLE FACEBOOK YOUTUBE NEWSLETTER BLOGS