Las riadas de septiembre destrozaron instalaciones de abastecimiento, depuración y saneamiento. A día de hoy, los visitantes y vecinos de la zona cuentan con todos los servicios al completo.

La playa de Vera, en la zona más afectada por las riadas de septiembre, ya 100% restablecida gracias al esfuerzo municipal



26/06/2013
El Ayuntamiento de Vera, a través de la coordinación de las distintas concejalías y de la empresa mixta Codeur, ha conseguido con empeño y gran esfuerzo que la temporada estival en las playas de la localidad comience con todas las garantías, a pesar del desastre que supuso para el lugar, considerado la Zona Cero, las riadas de septiembre.
Hoy por hoy, los vecinos y visitantes cuentan ya con los servicios restablecidos por completo, en cuanto a depuración, saneamiento y abastecimiento.
El concejal de Infraestructuras, Fomento y Desarrollo y Economía y Hacienda de Vera, y también consejero de Codeur, Juan de la Cruz Belmonte, ha mostrado su satisfacción al comprobar que, a pesar del gran esfuerzo puesto y las grandes dificultades encontradas por el camino, el verano llega con la costa en perfectas condiciones y ofreciendo como siempre un lugar privilegiado a veratenses y turistas. Además ha agradecido la paciencia ciudadana y ha destacado la buena gestión realizada desde el Consistorio para conseguir rentabilizar al máximo los recursos y restablecer una zona que hoy luce plena de belleza a pesar de las imágenes que se pudieron ver al día siguiente del 28S.

Cronología
El desbordamiento del río Antas no solo provocó daños importantes en el servicio de saneamiento y depuración sino también en la red de abastecimiento. En esta última se produjeron roturas en las conducciones que alimenta el Valle del Este y Llanos de Rosa en la zona interior de Vera, y en la arteria de suministro de la zona de ?Las Marinas? y Pueblo Laguna y puntualmente en diversas zonas de Puerto Rey y el sector RC‐13 (Carpochanes). Ese mismo  28 de septiembre, por la tarde, los cortes de suministro de abastecimiento afectaban al 27% de la población del municipio.

Desde el mismo día en que se produjeron las inundaciones, Codeur activó el dispositivo de emergencia para intentar restablecer el servicio en el menor tiempo posible. Mientras, en aquellas zonas donde el suministro de agua potable fue interrumpido, se consiguió abastecer a la población afectada por medio de Cubas desde el primer momento. Los trabajos desarrollados por el personal de Codeur fueron tales que, a las 24 horas de producirse el suceso, el 82,6% de la población disponía de agua en sus viviendas. 16 horas más tarde, se consiguió alimentar a la zona de Las Marinas y en general a toda la población situada en la margen derecha del río Antas a excepción de calles puntuales de Pueblo Laguna. Sólo un 3,4% de la población carecía de abastecimiento. Finalmente transcurrido cinco días desde el suceso, se consiguió restablecer el 100% del servicio de abastecimiento.

Con el Saneamiento y la depuración, los daños fueron de mayor envergadura. La EDAR de Vera sufrió desperfectos en determinados equipos mecánicos así como en el interior de las instalaciones de las edificaciones existentes, las cuales quedaron embarradas y muy dañadas. Codeur, tuvo que invertir esfuerzo y dinero en devolver a su estado original la EDAR de Vera.

No obstante, aún a pesar de que se consiguió arrancar el proceso en menos de 72 horas, solamente se depuraba el agua que procedía del núcleo de Vera. No así el agua residual procedente de la costa ya que tanto la tubería de impulsión que eleva esta agua, como el emisario que la devuelve una vez tratada al mar, quedaron dañados en tramos concretos de su trazado que discurre paralelo al río Antas.

En la urbanización Puerto Rey, situada en la costa de Vera junto a la desembocadura del río Antas, la inundación destruyó por completo las instalaciones de abastecimiento y saneamiento localizadas en la calle Río Antas, de la que literalmente desaparecieron 200 metros de vial y con él, la estación de bombeo que quedó volcada y sumergida a 2 metros de profundidad. En esta zona, como consecuencia de la erosión del vial, parte del tramo terrestre del emisario submarino de la EDAR fue desplazado y quedó flotando en parte sobre la arena de la playa.

Ante la urgente necesidad de reparar los daños en las infraestructuras, el Ayuntamiento de Vera y la Diputación de Almería conveniaron la reparación de las infraestructuras de saneamiento y abastecimiento en la calle Río Antas y la reposición de la EBAR de Puerto Rey, financiando la Diputación el 56,25% del coste de las obras y el restante 43,75% el Ayuntamiento. Todas las demás obras necesarias para reparar el servicio de saneamiento, han debido ser asumidas íntegramente por el Ayuntamiento con cargo a su presupuesto, siendo estas:
a) Reparación y reposición de la EBAR Pueblo.
b) Reparación y reposición del tramo terrestre del emisario de la EDAR de Vera.
c) Reparación y reposición de la impulsión de la EBAR 4 a la EDAR de Vera.
d) Reparación y reposición de la impulsión de la EBAR de Puerto Rey a la EBAR 4.
e) Lastrado y fondeo del tramo final del tramo terrestre del emisario submarino de la EDAR.
De esta forma, con fecha 11 de enero de 2013 se emite el decreto 17/2013 de la alcaldía de Vera declarando de emergencia las obras de reposición de las infraestructuras de saneamiento del margen izquierdo del río Antas, a su paso por el término municipal de Vera, (Almería) encomendando la ejecución de las mismas a la mercantil CODEUR, S.A. por un importe de 339.499,44 euros.

Todo lo anteriormente expuesto, muestra la magnitud del desastre acontecido en Vera el pasado otoño y los resultados a día de hoy de una gestión y un empeño por parte de la administración local de devolver todo a la normalidad con un intenso esfuerzo económico y de gestión municipal.


Imagenes


 
 
 
GOOGLE FACEBOOK YOUTUBE NEWSLETTER BLOGS