Está ubicado en el Jefatura de la Policía Local y gestiona la normalización de la zona más afectada por las inundaciones

Vera coordina los trabajos de rehabilitación de la costa a través del Centro de Coordinación Operativa Local



04/10/2012
El Ayuntamiento de Vera, bajo la dirección del alcalde, José Carmelo Jorge, como alto mando del puesto, y la coordinación del concejal de Seguridad Ciudadana, José A. Fernández y el jefe de Protección Civil de la Junta de Andalucía, Manuel Pasamontes, está gestionando los trabajos para la normalización y rehabilitación de la zona costera de Vera más afectada por las inundaciones producidas por la gota fría del pasado 28 de septiembre.

 

Bajo la superior dirección del regidor veratense y la coordinación de Pasamontes y Fernández, el Cecopal, Centro de Coordinación Operativa Local, se organizaba por petición del alcalde a la delegación del Gobierno con el objetivo de gestionar los trabajos para la normalización de Pueblo Laguna y Puerto Rey en Vera.

De esta manera, en la planta alta de la Jefatura de la Policía Local están trabajando representantes de los operativos que intervienen en la zona en un puesto de control a través del cual se gestionan y organizan todos los grupos que actúan en la zona: ejército, Infoca, Policía Local, Grupo de Emergencias de Andalucía, 112, Bomberos, así como actuaciones de empresas privadas como Endesa y otras o particulares, voluntarios, entre otros.

 

En el Cecopal se han dispuesto medios informáticos y tecnológicos, además de mapas y cuadrantes que determinan los lugares prioritarios y lo que se está haciendo en cada uno de ellos y se van actualizando conforme va transcurriendo el tiempo y se van llevando a cabo las labores de limpieza, de reposición de suministros básicos, etc.

 

Por otra parte, el Ayuntamiento de Vera celebraba un pleno en la tarde de ayer, en el que se aprobaba por unanimidad y como moción de urgencia la solicitud de declaración de zona catastrófica por las inundaciones en Pueblo Laguna y Puerto Rey. En dicha moción se incluían las primeras estimaciones de los daños causados, que hablan de 4.000 viviendas afectadas, 900 vehículos, además de daños en infraestructuras, en el suministro eléctrico, y de abastecimiento de aguas. En total se estiman un total de entre 25 y 30 millones de euros en daños.

 

El Ayuntamiento de Vera a través de esta moción explicaba que hace 23 años, el 7 de septiembre de 1989 se produjo otra inundación que causó también efectos devastadores. Las causas o efectos de estas catástrofes se conocen, según el escrito, y están en dos problemas: uno, la falta de limpieza del cauce del río y las ramblas y, otro el efecto tapón que hace el puente de la carretera de Vera-Garrucha. Desde 1989, continúa la moción, se ha puesto de manifiesto en muchas ocasiones el riesgo que hay en la zona y se han hecho proyectos técnicos que se han remitido a distintas administraciones públicas, como la Confederación Hidrográfica del Sur y las consejerías de la Junta de Andalucía, no obteniéndose respuesta. Asimismo, se recuerda que esta zona está reflejada como de alto riesgo en el Plan de Prevención de Inundaciones de julio de 1992.

 

Por ello, en la moción se solicita también, ante esta catástrofe, el compromiso del Gobierno municipal de hacer todo lo posible para que esta situación no vuelva a repetirse, conscientes de que esta gota fría y las inundaciones pueden volver a suceder con mayor repercusión, teniendo en cuenta el cambio climático y sus efectos. Pide, por tanto, responsabilidad a las administraciones y que se lleve a cabo el encauzamiento del río Antas, así como la sustitución del puente de Vera-Garrucha por uno más grande que evite el efecto pantano que tapona la salida del agua y su desembocadura al mar.

 

El Ayuntamiento aprobaba, dentro de dicha moción, el acogerse a las ayudas que de carácter extraordinario se aprueben por parte de la Junta de Andalucía, Diputación Provincial y Gobierno central, incluso las que procedan a través de fondos europeos.

 

Del mismo modo, el Consistorio veratense tiene en marcha tres oficinas para informar y gestionar las reclamaciones de los afectados por las inundaciones, que están ubicadas: una en el propio Ayuntamiento; otra en Pueblo Laguna, en el restaurante Dalí, y una tercera en Puerto Rey, en el apartahotel Reina. De esta forma, los ciudadanos de la costa de Vera que han sido los más afectados por el tremendo temporal que asoló la comarca y especialmente la playa de este municipio puedan acudir a reclamar daños en sus viviendas, locales, vehículos, etc, sin tener que ir hasta el centro del pueblo. Allí pueden acudir los vecinos que tengan seguro y los que no lo tengan.

 

Se aconseja a los vecinos que no tiren nada, siempre que pueda ser conservado, así como que fotografíen todos los daños, enseres, paredes, productos perecederos, etc, hasta que pase el perito de la compañía de seguros. Si es necesario realizar actuaciones urgentes en las propiedades es aconsejable que sea realizado por profesionales y se conserve la factura.

 

Todos los miembros del equipo de Gobierno municipal han estado desde el primer momento en las zonas más afectadas de la localidad y desde el sábado informando sobre la puesta en marcha de las oficinas y coordinando los trabajos y las prioridades en el lugar, haciendo todas las gestiones necesarias para conseguir el máximo número de medios materiales y personales para las labores de limpieza, recuperación de suministros básicos, albergue de ciudadanos en el Pabellón Municipal y tantas otras necesidades.

 
Del mismo modo, desde el Ayuntamiento se pide toda la ayuda posible para paliar los desastrosos efectos de la riada, sobre todo en la costa de Vera, haciendo un llamamiento a las personas voluntarias que puedan acudir a echar una mano en las labores de limpieza, que deben ir al Cecopal en la Policía Local para coordinarlos, o bien, llamar al 671564358.

Imagenes


 
 
 
GOOGLE FACEBOOK YOUTUBE NEWSLETTER BLOGS