Los socorristas se tuvieron que emplear a fondo para efectuar un simulacro de salvamento a un windsurfista que se metió en el agua con bandera roja y fuertes corrientes

Un rescate óptimo en condiciones de gran dificultad cierra la temporada de verano en la playa de Vera



17/09/2012
La temporada veraniega se despide ya en Vera y lo hace con un espectacular simulacro de socorrismo que se realizaba ayer en un día de bandera roja real y fuerte oleaje y corrientes en la playa veratense. Rudy Mahiques, el coordinador de la empresa SAMA2005 SLU, adjudicataria del servicio de salvamento y socorrismo del Exmo. Ayuntamiento de Vera , organizó el simulacro de un rescate a un windsurfista que tan bien simuló su ?naufragio? y tan real se hizo el rescate que muchos bañistas preguntaban y observaban entre admiración y preocupación la labor de los socorristas, llegando incluso a personarse un médico que estaba disfrutando de la playa, para ayudar en las tareas de reanimación.

El rescate, desde el aviso hasta que la ambulancia partió de la playa, se efectuó en poco más de 20 minutos, en una acción muy complicada debido a las condiciones del día y del agua, que fueron totalmente reales, tanto la bandera roja como la dificultad de efectuar el salvamento con las fuertes corrientes. A pesar de todo eso, se realizó en tiempo y forma, y se manifestó la importancia de, primero, hacer caso a las recomendaciones de los socorristas, y en segundo lugar, la de disponer de un equipo de profesionales para esta labor tan vital en momentos de emergencia. 

La simulada víctima cogió su tabla y ?navegó? durante unos minutos, al poco cayó de la misma, y al instante el socorrista que vigilaba desde la torre se tiró al agua para empezar a nadar y llegar al windsurfista, acto seguido otros dos socorristas en quad llegaron a la orilla y mientras uno tiraba cuerda con el fin de ?remolcar? al primer socorrista y la víctima y su tabla, otro se metía en el agua para sujetar la cuerda que por el fuerte oleaje y corriente, hacía una larga comba que hacía precisos más de 300 metros de tirada. 

Finalmente, sacan a la víctima del agua y la enfermera, preparada ya, junto a los socorristas le realizan las maniobras de reanimación, y le administra oxígeno tras ponerle una cánula de Guedel. Al segundo llegan dos personas más con un tablero espinal (uno de ellos el técnico de emergencias sanitarias de la ambulancia) y una vez la víctima tiene pulso se le traslada en el tablero espinal hasta la camilla, y se le mete en la ambulancia que parte de urgencia hacia el centro sanitario pertinente.

Un rescate muy real, con el alivio de que la víctima salió después de la ambulancia por su propio pie. 

Durante el verano, por suerte, y según comenta Rudy, se han realizado tan sólo cinco rescates reales, y ninguno tan complicado como el de este último simulacro. Un dato muy bueno ya que eso significa que las labores de prevención en salvamento y socorrismo, que son las más importantes, han dado unos resultados estupendos durante toda la temporada en Vera. Se cierra el servicio hasta el próximo verano, con la tranquilidad de disponer de auténticos profesionales que en situaciones límites están preparados para salvar vidas. 


Imagenes


 
 
 
GOOGLE FACEBOOK YOUTUBE NEWSLETTER BLOGS